Lecciones que los inversores pueden aprender con este Q3

Lecciones que los inversores pueden aprender con este Q3

The Opening Bell - Q3

 

Cuando más del noventa por ciento de las compañías del S&P 500 han informado los resultados del tercer trimestre de su calendario, la temporada de ganancias está a punto de terminar. Es poco probable que los pocos rezagados que quedan cambien el desempeño general de las empresas en el tercer trimestre, por lo que es un buen momento para mirar hacia atrás y reflexionar sobre lo que hemos aprendido hasta ahora. Nuestros analistas de XLNTRADE nos muestran el panorama completo de como se esta comportando el mercado de valores con base a la actuación de la Reserva Federal y algunos factores mas.

En un sentido general, es imposible exagerar la importancia de las ganancias para los inversores. Las ganancias son la verdadera razón por la que existen las corporaciones, por lo que nada es más importante que su capacidad para producirlas y sus perspectivas de producirlas en el futuro. Y, sin embargo, a veces, nos vemos atrapados en una narrativa que nos hace centrar nuestra atención en otra parte. ¿Qué va a hacer la Fed? ¿Seguirá el gobierno inyectando dinero en una economía relativamente fuerte? ¿La lucha política fabricada por el techo de la deuda volverá a ser una cosa, incluso si pone en tela de juicio la plena fe y el crédito del gobierno de EE. UU. Y, por lo tanto, ¿la base misma del sistema financiero mundial?

Todas esas son preguntas relevantes y hasta cierto punto importantes, pero mucho más importante es cómo las empresas en las que realmente invertimos cuando compramos acciones manejan cualquier oportunidad y estupidez política que les depare. En ese frente, el último mes ha sido un período de buenas noticias casi sin paliativos, según las cifras.

Hasta ahora, de acuerdo con Earnings Insight de FACTSET, las ganancias del tercer trimestre de 2021 son buenas, o tal vez excelentes, incluso en un mundo donde lo bueno es la norma. Hasta el viernes, el 81% de las empresas que habían informado habían superado las estimaciones de EPS. Sí, la tasa promedio de superación de las estimaciones de Wall Street en los últimos cinco años es del 76%, pero sigue siendo un gran rendimiento, y más aún cuando se pone en contexto. Hace un año y medio, pasamos de funcionar bien a un cierre completo, casi de la noche a la mañana. Eso obviamente hace que las comparaciones del mismo trimestre con el año pasado sean cuestionables, pero superar las expectativas en un 81% y, lo que es más importante, superarlas con un promedio superior al normal del 10,3%, es difícil de discutir, sin importar las circunstancias.

De hecho, es aún más admirable dado el nivel de disrupción y da mucha esperanza para el futuro.

Ha llegado después de un período de incertidumbre como ningún otro, y cuando abundaban la escasez de mano de obra y las interrupciones de la cadena de suministro. Recuerde, cuando escuche a los directores ejecutivos hablar sobre la posibilidad de que tales cosas influyan en los resultados del próximo trimestre, lo están basando principalmente en sus experiencias durante los últimos tres meses, y lo hicieron bien mientras todo eso sucedía. Como era de esperar, las mayores ganancias año tras año se produjeron en los sectores e industrias que se vieron más afectados el año pasado y que se han recuperado con fuerza, como la energía y los materiales. Pero la fortaleza de este trimestre ha sido amplia, superando la norma en casi todos los sectores e industrias.

Una política monetaria más estricta y tasas de interés más altas amenazan con descarrilar el auge. El apoyo de la Fed ha sido fundamental, no solo en la recuperación de la pandemia, sino también en la recuperación de la recesión de hace aproximadamente una década. La política más estricta tiene que venir dado el riesgo de inflación, pero siempre es un poco impactante cuando llega, sin importar lo bien señalizado que esté. Además, sabemos por la historia que los demócratas en el Congreso seguirán empujando los límites del gasto, sea necesario o no, y que los republicanos, que gastaron como marineros borrachos cuando uno de los suyos estaba en la Casa Blanca, verán de repente la luz y se convertirán en halcones fiscales que están conmocionados, conmocionados, les digo, por el tamaño de la deuda nacional de la que son en gran parte responsables.

Esos son riesgos reales, pero si algo nos ha enseñado esta temporada de ganancias es que la economía y las corporaciones estadounidenses son fuertes, versátiles y resistentes, y que, a largo plazo, invertir en ellas es y siempre será, una estrategia ganadora.

 

XLNTrade Logo

Información de Waldo Silva

Financial Markets Analyst

Leave a comment

Your email address will not be published.


*