BRIAN ARMSTRONG, el CEO que pocos conocían, ahora es uno de los hombres más ricos del mundo

Brian Armstrong

The Opening Bell - Brian Armstrong

 

 

Los analistas de Ontega nos cuentan quien es Brian Armstrong y como de mantener un perfil muy bajo, pasó a ser uno de los hombres más ricos del mundo en un abrir y cerrar de ojos.  

Armstrong cofundó Coinbase en junio de 2012 y, desde entonces, ha sido responsable de introducir gran parte de Estados Unidos y más allá al mundo de las criptomonedas. Desde la cofundación de la compañía, Armstrong ha liderado a Coinbase para servir a más de 10 millones de clientes en 32 países, proporcionando custodia por más de USD $ 10 mil millones en activos digitales. Armstrong fue catalogado como uno de los líderes Fortune 40 (bajo 40 años) y Recode 100 en 2017.

 

¿Armstrong llegó a las criptodivisas o las criptodivisas a él?

A mediados del 2010, cuando el bitcoin contaba con dos años de vida, Armstrong sintió “el impulso”. Tuvo conocimiento de la criptomoneda y se dio cuenta de que esta era inutilizable para casi todo el mundo. Por aquel entonces, un usuario tenía que descargarse el programa de bitcoin y operar un ‘nodo’ en la red. Esto estaba más allá de la capacidad de la mayoría de las personas que no eran programadores y por eso llegó a la conclusión de que hacía falta una plataforma de acceso más sencilla a las criptomonedas.

Brian Armstrong Coinbase

Tuvo conocimiento de la criptomoneda y se dio cuenta de que esta era inutilizable para casi todo el mundo.

Ese objetivo se convirtió en la meta principal de Coinbase. Armstrong y su socio Fred Ehrsam rechazaron desde el principio la tendencia anarquista del bitcoin y trabajaron con reguladores, bancos e inversores de capital riesgo de Silicon Valley para intentar que el bitcoin fuera tan accesible para el público como el correo electrónico. Tan seguro estaba Armstrong de lo que estaba ideando, que en una de las reuniones con el capital-riesgo en 2012 para buscar financiación expuso con toda racionalidad a uno de sus oyentes que las criptomonedas constituirían un mercado con una capitalización de un billón de dólares. Se quedó corto porque recientemente ha alcanzado los dos billones.

Armstrong se ha alejado durante todo este tiempo del habitual perfil mediático que ha abundado en el universo de Silicon Valley. También ha huido en cierto modo del cliché de gurú evangelizador con las criptomonedas, pese a ser lo que le ha llevado a la cima. De hecho, si en algo sí se parece Armstrong a esos otros nombres -todos tenemos a Elon Musk en mente-, es en su patrimonio. Si Bloomberg le colocaba, pese a lo difuso de su fortuna, entre las 500 personas más ricas del mundo, la salida a bolsa de Coinbase puede colocarle en la lista Forbes de los 100 más ricos del planeta. Su participación del 20% en la empresa no queda muy lejos de los 20.000 millones – informado más por Ontega Mexico.

Este viaje a las alturas no le ha restado discreción a un Armstrong que rara vez habla con la prensa y asiste a pocas conferencias.

Ontega Logo

Información de Waldo Silva

Financial Markets Analyst

Leave a comment

Your email address will not be published.


*